Flor del paraiso una vez expulsados Adan y Eva

Flor del paraiso

Hablando de leyendas. Hay una pequeña historia de principios del cristianismo que habla de una planta (flor) que adquirió la forma que conocemos después de que Adán y Eva fueron expulsados del paraiso. ¿De que flor estamos hablando y que pasó con esa flor?

Aparentemente muchas cosas sucedieron cuando Adan y Eva fueron expulsados del paraiso, y hay muchas leyendas:

  • La leyenda del beso en el paraiso.
  • Cuenta la leyenda que el Fénix vivía en el Jardín del Paraíso, y estaba anidando en el rosal. Cuando Adán y Eva fueron expulsados, de la espada del ángel que los desterró saltó una chispa y prendió el nido del Fénix, haciendo que ardiera éste y su inquilino. Por ser la única bestia que se había negado a probar la fruta del paraíso, se le concedieron varios dones, siendo el más desatacado la inmortalidad a través de la capacidad de renacer de sus cenizas. Cuando le llegaba la hora de morir, hacía un nido de especias y hierbas aromáticas, ponía un único huevo que empollaba durante tres días y al tercer día ardía, no se sabe si por el fuego que él mismo provocaba o por causa accidental. El Fénix se quemaba por completo, y al reducirse a cenizas, resurgía del huevo el mismo ave Fénix, siempre única y eterna. Según el mito, se le añaden otros dones, como el de la virtud de que sus lágrimas fueran curativas.
  • Según una leyenda, la flor NO ME OLVIDES se llama así por habérselo dicho a Adán y Eva mientras salían del Paraíso. En ese momento Dios les consoló prometiéndoles el Redentor y la que pisaría a la serpiente, que sería la Ssma. Virgen María.
  • Las abejas, según cuenta la leyenda, huyeron del paraíso cuando Adan y Eva cayeron en pecado y fueron expulsados por Dios fuera del Edén. Por la demostración tan grande de moralidad, las abejas recibieron la bendición divina, y por lo tanto, “esta bendición alcanzaba a las velas hechas de su cera para ser usadas siempre que se cantaba una misa” Así fue como la apicultura entró en los monasterios y se construyeron colmenas en los jardines.
  • Una vieja leyenda relata la historia desde Adán. Dice así… Después de haber recriminado a Eva su pecado, Adán aprovechó una distracción del ángel guardián del Paraíso. Viéndose solo, se inclinó hasta el suelo. Le temblaban los dedos. Respiró con un jadeo y, con la rapidez de una ladrón, escondió entre sus manos una semilla de la fruta prohibida que antes había comido. Salió del Edén y caminó con Eva durante cuarenta días. Por fin encontraron un valle donde detenerse y habitar. Allí Adán plantó las semillas y cultivó la tierra, con el sudor de su frente. El tiempo transcurría entre añoranzas del pasado, pesares del presente e ilusiones de futuro. El árbol germinaba y crecía como la familia de Adán. Eva daba a luz y el árbol flores y frutos. Caín mató a Abel y Adán y Eva envejecían. Mientras tanto, el árbol, testigo de la historia humana, seguía creciendo y presenciando el paso de las generaciones, de los siglos y milenios… Hasta que un buen día, del frondoso árbol hicieron leña. Y algunas ramas fueron a parar a un montecillo a las afueras de Jerusalén. De aquella lejana semilla había surgido una cruz.
  • AZUCENA Cuando Dios expulsó a Adán y Eva del Paraíso, ésta lloró amargamente durante todo el camino y sus lágrimas, al ritmo de sus pasos, se transformaban en azucenas. Se comprende pues por qué el arcángel Gabriel, en la escena de la Anunciación, es representado con una azucena en su mano. La flor que, por su claridad absoluta, simboliza la virginidad de María, recuerda el pecado original en el momento en que comienza la historia de la Redención. Y también Cristo, en el Juicio Final, tiene en su mano derecha una azucena, mientras que en la izquierda esgrime una espada: la azucena para el perdón, la espada para el castigo.

¿Y la planta o flor que se transformo?

HIGUERA Cuando Adán y Eva fueron expulsados del paraíso, cubrieron sus desnudez con hojas de una higuera, y esta planta no volvió a dar nunca flores.

La respuesta del Dr Asprón fue la siguiente:

VIOLETA: cuenta la leyenda que cuando adan y eva fueron expulsados del paraiso, el ángel de la guarda de adan se conmovió profundamente ante las amargas lágrimas que este derramaba mientras se alejaba del Edén. Entonces, el ángel convirtió las lágrimas que caían en violetas, para que la belleza de la flor le sirviera de consuelo durante el resto de sus dias.

Respuesta oficial de Iñaki. ROSA

Las rosas en el paraiso

Una leyenda relata porque las rosas tienen espinas: Antes de crecer con las demas flores de la tierra, la rosa había crecido en el cielo sin espinas, dado que esta flor no temía mal alguno. Después de la caida del Hombre, a la rosa le crecieron espinas para recordar a los hombres, con su belleza y fragancia, el esplendor del Paraiso, y con sus espinas, el pecado mortal.


Envia esta página a un amigo

Flores virtuales para todas las ocasiones.

2 Respuestas to “Flor del paraiso una vez expulsados Adan y Eva”

  1. [...] Bar Correo Traductores « Aventando Zapatos Flor del paraiso una vez expulsados Adan y Eva [...]

  2. Un chiste de adan y eva que eran cubanos en http://www.chistes.com.mx/adan_y_eva_cubanos.htm