La participación de la mujer en la economía, la sociedad y la política

null

Durante mi formación como profesional en la Licenciatura en Economía, pude notar que ha habido una gran cantidad de hombres estudiosos que han aportado modelos económicos que han funcionado por un lapso de tiempo. Siempre ha surgido uno posterior, que crea una nueva forma, un nuevo método para lograr que la economía de un país pueda crecer y desarrollarse en pro de sus habitantes dejando al anterior fuera de vigencia.

Desde la Revolución Industrial, hasta nuestros días, vemos un sistema de trabajo que tiene como eje una moneda a la que comúnmente le llamamos dinero. Y por más modelos que se editen para lograr mejores economías, erradicar la pobreza, igualdad de calidad de vida, etcétera, etc. Hemos visto que el capitalismo ha predominado. Ya que este tiene su fundamento en la ganancia de capitales.

Esto ha provocado el enriquecimiento de unos pocos y el empobrecimiento de millones. Y en este modo de producción en el que la ganancia de capitales es el motor, hemos vivido que no soluciona los problemas que han existido y siguen existiendo en nuestros días. Sumado a la pobreza, encontramos el analfabetismo, la delincuencia, las enfermedades entre otras.

El invento de máquinas y equipos surgidos con la Revolución Industrial y fortalecida con la Tecnológica ha producido el desfasamiento de la mano de obra y esto gesta aún más, el engrosamiento de miles sin un trabajo por el cual obtener dinero para poder adquirir por lo menos los bienes y servicios indispensables que satisfagan sus necesidades y la de sus familias.

La mujer juega un rol más que importante en la economía de los países. Y es que la mujer desempeña múltiples roles en un hogar en donde se construyen los hombres y las mujeres de un futuro y que de la modelación que reciban en el hogar dependerá el desempeño en el ámbito social, económico, político y espiritual que se resumirán en bien o mal hacia la sociedad a la que pertenezca. La mujer administra una pequeña pero gran y particular empresa que conocemos como HOGAR. En él se requiere de finanzas, de administración, de cumplimiento de horarios, de actividades concretas, de educación, de tolerancia, de integración de equipo, de servicio, de nutrióloga y cocinera, de enfermera, de consejera, psicóloga, de comunicóloga y… otros tantos más.

Pero la más importante creo, es la que exige equilibrio mental y físico para no enloquecer con tantos cargos en un solo puesto. Ese control de sí misma para lograr enrolar todas las actividades que impele su sexo y su posición dentro de un hogar y que es considerado comúnmente como solo los deberes de la ama de casa sin sumar el de ser una profesional que labora fuera de casa.

Existe un sinfín de propuestas económicas para lograr mejorar las economías mundiales. Y por más que se han escrito libros gigantes sobre Economía, Administración y Finanzas; es la mujer quien realmente conoce el secreto de cómo lograr que en su hogar se logre la prosperidad y la felicidad que los gobernantes buscan en el mundo entero.

En ese sinnúmero de libros sobre economía, finanzas, administración, fue extremadamente raro haber escuchado de alguna autora sobre estos temas.

¿A qué se deberá? Dejamos la pregunta al lector.

En un hogar donde hay disciplina, donde se respetan las reglas, donde hay economía doméstica, donde hay higiene, orden, tolerancia, confianza, alegría, respeto entre sus integrantes, donde hay un presupuesto familiar, donde hay un plan de vida; es un hogar que va a lograr el éxito.

¿Por qué los gobernantes no han vuelto su mirada a este tipo de mujeres?

Con ellas hay grandes hombres; aquéllos que están unidos a ellas para el logro de los planes, aquellos que respetan su posición dentro del hogar y la hacen valer frente a los demás integrantes.

¿Necesitamos de más palabras para comprender que si se impulsara a profundidad cada una de las facetas que implica el administrar un hogar, podremos obtener el gran secreto que permitirá mejorar las economías de los países en este mundo?

Cabe también hacer la siguiente pregunta ¿cómo es que estas mujeres logran llevar a cabo tantas tareas en un mismo tiempo? Un poco es ya la formación de la mujer, su propio género ya viene con capacidades impensables para utilizar y ejecutar en pro de sí misma como de los hijos que lleguen a su hogar. Otra sería la aceptación de la gran responsabilidad que adquiere al ser esposa y convertirse en madre.

La mujer puede lograr grandes propósitos, metas que la lleven a un nivel de satisfacción personal muy profundo. Porque el instinto de mujer le exige dar más de lo que se merece o se le exige.

Es por esto que a partir de ahora, vamos a dedicarnos a motivarlas para que encuentren esa satisfacción de haber logrado formar hijos modelo para servir a la sociedad. Se ha perdido en gran manera a ese tipo de mujeres con los abusos de todo tipo, la denigración en la que ha caído, la prostitución que aunque se dice ser el oficio más viejo del mundo, no había sido tan descarado como hoy día que ya no sólo son mujeres las que se dedican a esto sino niñas de edad escolar que incitadas por otras o secuestradas para trabajar en esto o peor aún, decididas por sí mismas, buscan placeres y dinero fácil ejerciendo esta práctica. Es necesario rescatar la imagen y también el deber que como mujeres tenemos para seguir formando jóvenes de valor que mejoren la situación moral, económica, política y espiritual que la misma sociedad demanda. Hay que ayudar a aquéllas que en su esfuerzo a aquéllas que en sus esfuerzos no han podido lograr elevar el  “rating” de sus hogares porque se han perdido en el camino y no encuentran como recuperar el control del hogar que han formado. O quizá, haya el caso de aquella que desea conocer cómo prepararse para tener un hogar de éxito antes de casarse.

Pero también encontraremos a aquellas que pueden aportar experiencia y conocimiento para las más jóvenes y hoy son parte del club de la Tercera Edad.

El estar preparadas nos permite facilitar las grandes tareas que implica ser una gran mujer.

No podemos dejar de mencionar que hoy la tarea de la mujer representa un reto mayor que antes, porque además de ser esa madre, esposa y mujer que la sociedad exige, se ve perturbada con lo que implica el desarrollo personal, profesional y laboral en el cual hoy participa. Esto conlleva a que haya la necesidad de hacer modelos sí, modelos que permitan lograr resultados de meta 10 que le permitan desarrollarse personalmente sin que se descuiden los aspectos relevantes que requiere la formación de hijos para servir a su sociedad.

Te invito a seguir esta caminata para lograr que como mujer, logres que tu vida se convierta en una gran experiencia con satisfacciones y éxitos en cada uno de los roles que desempeñes.

Nos vemos en la próxima.

IRENE JIMENEZ

One Response to “La participación de la mujer en la economía, la sociedad y la política”

  1. soy yo igual pero te felicito estoy en 5 grado y me dejaron investigar esto mucfhas gracias por tu ayuda besos me serbira de mucho soy de nicaragua